Radiografía Del Mercado Hipotecario En El 2018

En 2018 se han registrado 346.366 hipotecas sobre vivienda, 35.726 más que en 2017, mostrando un incremento del 11,5% sobre 2017. Supusieron la cuarta parte de las 1.316.262 hipotecas concedidas para vivienda en 2006. Son datos del Colegio de Registradores de España que muestran como en todas las comunidades autónomas se ha incrementado el número de hipotecas concedidas durante el último año, dando lugar a incrementos de dos dígitos en ocho de ellas.

El 6,7% de las hipotecas sobre vivienda han sido formalizadas por extranjeros, superando las 23.000 hipotecas en 2018. El peso de los extranjeros en las hipotecas concedidas en las CC.AA. fue mayor en Baleares (16%), Comunidad Valenciana (12,1%), y Canarias (10,3%).

La hipoteca media de los extranjeros en 2018 ha sido de 133.368 €, por encima de los 124.333 € del crédito hipotecario medio suscrito por nacionales, e incrementándose un 3,8% con respecto al resultado de 2017. Las comunidades autónomas con mayores importes medios de hipoteca sobre vivienda de extranjeros han sido Baleares (278.895 €), Comunidad de Madrid (161.488 €), Andalucía (146.660 €) y Cataluña (146.184 €).


Con relación al destino del volumen de crédito hipotecario concedido en 2018, las viviendas obtuvieron el 83,4% del volumen total del crédito concedido, quedando el 16,6% restante distribuido entre locales, garajes, naves, terrenos y fincas rústicas. Por CC.AA., donde más crédito se destinó a vivienda fue en Cataluña (87,6%), seguida de Baleares (87,1%) y Aragón (85,5%).

Por último, el Colegio de Registradores, analiza la evolución de la cuota hipotecaria media en 2018, que fue de 568,4 euros, el 4,5% de incremento sobre 2017, y situó este indicador en niveles similares al ejercicio 2014 y muy alejados de los más de 800 euros alcanzados en 2008.

El porcentaje de dicha cuota sobre el salario fue del 29,7%, destacando por CC.AA. la situación de Baleares (45%), seguida de Madrid (35%) y Cataluña (33%). Observando de nuevo la evolución desde los años de la llamada burbuja inmobiliaria, se aprecia que desde 2014 se produce una gran estabilidad en el valor medio de este indicador alrededor del 30%, muy lejos también del casi 50% del salario que llegó a suponer en 2007.